Buscar

Las 6 D’s de la transformación digital y el crecimiento exponencial

Peter Diamandis, fundador de la Fundación X Price y cofundador de Singularity University, y Steven Kotler, autor y emprendedor, propusieron en 2016 el modelo de las 6D de las organizaciones exponenciales, que describe el viaje que lleva a una empresa a tener un crecimiento exponencial a través de la transformación digital.

El modelo plantea que los negocios pasan por 6 etapas antes de lograr el crecimiento exponencial: digitalización, decepción, disrupción, desmonetización, y democratización.


Digitalización. La digitalización es el primer paso del crecimiento exponencial, es básicamente tener la información digitalizada, es decir pasar de análogos a digitales; de esta manera la información se mantiene al alcance de todos en cualquier momento. Cuando la organización ingresa al mundo digital comienza a compartir y distribuir información. Se difunde a la velocidad de internet. Una vez que algo se puede representar con 0s y 1s, desde la música hasta la biología, se vuelve tecnología de la información y puede crecer exponencialmente.


Decepción. Cuando algo se empieza a digitalizar, su crecimiento es muy lento al principio y por ende muy decepcionante, porque las tendencias exponenciales no parecen crecer muy rápido al inicio. Duplicar 0.01 solo te lleva a 0.02, y luego a 0.04. El crecimiento exponencial realmente despega luego de romper la barrera del número entero. El 2 rápidamente se vuelve 32, y se convierte en 32.000 antes que te des cuenta, y esto significa que ha dejado atrás a la competencia que siguen creciendo de forma lineal.


Disrupción. La disrupción se da, cuando un producto o servicio es sustituido por una nueva tecnología que rompe con todos los paradigmas, efectividad y costos existentes. Para un banco, procesar un pago por internet es 40 veces más barato que hacerlo de manera presencial en una sucursal. ¿Para qué vas a comprarte un CD de música si puedes escuchar esa canción en tu celular?


Des-monetización. El dinero sale rápidamente de la ecuación cuando la tecnología se vuelve más y más barata, y frecuentemente se vuelve un costo marginal volviéndose prácticamente gratis. El software es menos caro de producir que el hardware, y copiarlo es virtualmente gratis. Hoy puedes descargarte cualquier cantidad de aplicaciones en tu smartphone, y acceder a terabytes de almacenamiento y de información, y disfrutar de una multitud de servicios con costos muy cercanos a cero. En los casos donde el producto o servicio digital es gratis, el dinero se mueve de forma diferente, porque la información que tú proporcionas a cambio de su uso se monetiza.


Des-materialización. Para que el crecimiento sea exponencial, necesitamos que los productos (o servicios) físicos sean reemplazados por productos (o servicios) digitales; teléfono, agendas, cámaras fotográficas, reloj, libros, LP’s o CD’s, mapas, radio, filmadoras de video, micrófonos, etc., hay que meterlos todos en tu celular inteligente, y que además entre en tu bolsillo.


Democratización. Por último, a través de todo este proceso llegamos a la etapa final que es la democratización y esta se refiere a llegar la mayor cantidad de personas y a todos tipos de públicos. Las tecnologías poderosas ya no son exclusividad de grandes corporaciones, o del gobierno, o de los ricos.


Las seis «D» son un mapa que muestra lo que puede pasar cuando nace una tecnología exponencial. No todas las fases son fáciles, pero los resultados les dan a grupos pequeños de personas el poder de cambiar el mundo, mucho más rápido y con más impacto, que nunca ningún negocio pudo antes.


La transformación digital es una transformación cultural de base tecnológica, la pregunta que deberías hacerte es ¿Qué tan rápido estás dispuesto a dar este paso para empezar a aprovechar el poder de las tecnologías para crecer exponencialmente?


Columna originalmente publicada en público.bo y eju.tv, el 22 de septiembre de 2022.

70 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo